Translation with SYSTRAN Links
La producción de las obras

Las obras cinematográficas y audiovisuales

Las obras cinematográficas y audiovisuales

La difusión de las obras

La obra cinematográfica

La obra cinematográfica se define en el artículo 2 del decreto n°90-66 del 17 de enero de 1990 modificado. Así pues, constituyen obras cinematográficas:

  • Las obras que obtuvieron un visado de explotación, a excepción de las obras documentales que fueron objeto de una primera difusión a la televisión en Francia;
  • Las obras extranjeras que no obtuvieron este visado sino que fueron objeto de una explotación cinematográfica comercial en su país de origen.

El artículo 3 precisa por otra parte que conviene entender por obra “cinematográfica de larga duración” el cuya duración es superior a una hora. De este lado esta duración, la obra cinematográfica “de cortometraje” se considera como una obra audiovisual con arreglo al artículo 4 del decreto.

La obra audiovisual

La definición reglamentaria se fija en el artículo 4 del decreto n° 90-66 del 17 de enero de 1990 modificado : “Constituyen de las obras audiovisuales las emisiones que no dependen de uno de las siguientes clases: obras cinematográficas de larga duración; Diarios y emisiones de información; variedades; juegos; emisiones otras que de ficción mayoritariamente realizadas en meseta; retransmisiones deportivas; anuncios; telecompra; autopromoción; servicios de teletexto “.

Se trata de una definición “en hueco” que fija las clases de emisiones excluidas del concepto de obra audiovisual. Es más estricta que la definición que figura en la Directiva Servicios de medios de comunicación audiovisuales sobre tres puntos: excluye las obras cinematográficas, los programas de variedades y las emisiones realizadas mayoritariamente en meseta.

Toda emisión de la que el objeto principal no señala de una clase excluida debe reconocerse en obra audiovisual. El Consejo de Estado sentó este principio en una sentencia vuelta el 30 de julio de 2003 con respecto a la calificación en obra audiovisual de la emisión Popstars.

Según esta jurisprudencia, se desprende de las disposiciones del artículo 4 del decreto del 17 de enero de 1990 que deben observarse como obras audiovisuales según lo dispuesto en el este texto las emisiones de las que el objeto principal no señala del unos o más de las clases mencionadas por este artículo, aunque pueden implicar, con carácter accesorio, elementos pidiendo prestados al unos o más de estas clases.

Entre las obras audiovisuales, la ley por la que del 5 de marzo de 2007 se modifica, en particular, el artículo 27-3° de la ley del 30 de septiembre de 1986 relativa a la libertad de comunicación instauró una nueva categoría de obras, dichas “obras patrimoniales” incluyendo las obras de ficción, animación, documentales de creación, incluidas las que se insertan en una emisión distinta de un telediario o una emisión de entretenimiento, vídeomúsicas y captación o recreo de espectáculos vivos.

La obra de expresión original francesa (eoF)

El artículo 5 del decreto n°90-66 del 17 de enero de 1990 define dado que se realizó las obras cinematográficas o audiovisuales de expresión original francesa como íntegra o principalmente en versión original en lengua francesa o en una lengua regional en uso en Francia. Las obras cinematográficas que reciben, antes de la fecha de aplicación del decreto n° 90-66, la autorización de inversión se asimilan también a obras cinematográficas de expresión original francesa.

Solicitud de calificación de obra EOF

 Si desea obtener de la CSA la calificación de expresión original francesa de una obra audiovisual o cinematográfica, deberá acompañar su demanda de una copia DVD de la obra así como de una transcripción íntegra de los diálogos. Se cronometrarán los diálogos, si implican distintas lenguas de realización.

La obra europea

El artículo 6 del decreto n°90-66 del 17 de enero de 1990 define la obra europea como una obra originaria de Estados l$miembros de la Unión Europea o, bajo algunas condiciones, las obras de Estados terceros europeos partes al convenio europeo sobre la televisión transfronteriza del Consejo de Europa.

Las condiciones impuestas a las obras de Estados terceros tienden a garantizar que las obras se realizan efectivamente o se producen en estos Estados. Más concretamente, estas obras deben ser realizadas esencialmente en estos Estados o producidas por una empresa que tiene su sede en uno de estos Estados y que controla efectivamente la producción, con la responsabilidad financiera, técnica y artística de la obra; o por fin financiarse mayoritariamente por coproductores establecidos en estos Estados. Las empresas y coproductores no deben ser controlados por productores establecidos fuera de estos Estados.

Constituyen también obras europeas:

  • Las obras coproducidas en el marco de acuerdos concluido entre la Comunidad Europea y Estados terceros
  • Las obras producidas en el marco de acuerdos bilaterales de coproducción concluido entre Estados l$miembros de la Comunidad Europea y Estados terceros y financiadas mayoritariamente por coproductores establecidos en Estados l$miembros y no controlados por productores establecidos fuera de estos Estados.

El Consejo superior asigna la calificación de obra europea y la de obra de expresión original francesa del sector audiovisual para el respeto de las obligaciones de difusión y producción.

Solicitud de calificación de obra europea

Si desea pedir a la CSA la calificación europeade una obra cinematográfica o audiovisual para una obra dada, puede cargar a distancia el formulario siguiente:

Impreso de solicitud de calificación de obra europea

S' agissant des obras cinematográficas que fueron objeto de una autorización de las inversiones o de una autorización de producción del Centro nacional del cine y la imagen animada, deberá por otro lado transmitir a la CSA una copia del correo que asignará esta autorización, que implica, en particular, el dictamen del Presidente del CNC sobre la calificación europea.

En saber más