Translation with SYSTRAN Links
La deontología de la información y los programas

El control de la antena, una obligación general

La deontología de la información y los programas

El reglamento operado por el Consejo se produce siempre después de difusión, resto así conforme a las exigencias de la libertad de comunicación. La acción del Consejo se basa en una obligación común a todos los editores: la del control de la antena. El editor es responsable de lo que difunde y debe llevarse que aparca afirmaciones hechas a la antena.

Cuando se constata un incumplimiento debido a un defecto de control de la antena, el Consejo tiene en cuenta la clase de la emisión y las condiciones de su difusión antes de resolver. En efecto, se apreciará la gravedad del incumplimiento diferentemente si se trata de un programa de carácter humorístico, informativo, de una ficción o de una emisión de libre antena.

Del mismo modo, la valoración del Consejo tiene en cuenta las condiciones de difusión del programa (directo o emisión en diferido). Cuando se hacen algunas afirmaciones contrarias a la deontología en una emisión en directo, el animador debe intervenir rápidamente, parando al orador o condenando sus observaciones. Cuando la emisión se difunde remotamente, tales afirmaciones no deben hacerse.

En saber más