Translation with SYSTRAN Links
La deontología de la información y los programas

La deontología a la televisión

La deontología de la información y los programas

La difusión de imágenes y la especificidad de algunos programas televisados, con relación a los medios de comunicación de radio, condujeron al Consejo a adoptar deliberaciones que se referían solamente a los programas difundidos a la televisión.

El marco de las emisiones de telerrealidad

La aparición, en Francia en 2001, de programas de telerrealidad consistiendo en registrar, 24 horas al día, la vida, el comportamiento y las relaciones de un grupo de personas aisladas durante varias semanas de afiliado, condujo al Consejo a emitir una recomendación, el 14 de mayo de 2001, cuyos principios se integraron a los convenios, teniendo como objetivo que no se ponga delante de manera excesiva el espíritu de exclusión y que no se pronunciaran algunas observaciones difamatorias o abusivas contra los participantes. Los difusores son tenidos, por una parte, poner permanentemente a disposición de los participantes un lugar preservado de todo registro y, por otra parte, prever fases diarias de respiro de una duración significativa y razonable que no da lugar a ningún registro sonoro o visual ni a ninguna difusión. Los participantes deben ser informados claramente de las capacidades del dispositivo técnico de registro, en particular, del sitio de las cámaras y micros y de su número, de la existencia de cámaras infrarroja o espejos de dos caras. Razones de seguridad pueden justificar un seguimiento permanente de la vida de los participantes por los responsables de la producción pero sin registro ni difusión.

La prevención contra las Enfermedades de transmisión sexual

Por otra parte, con el fin de proteger la sanidad pública que es un componente del orden público, el Consejo adoptó una deliberación el 4 de diciembre de 2007 que imponía el puerto del preservativo en los programas pornográficos difundidos por servicios de televisión. Se basó en el riesgo de propagación de enfermedades de transmisión sexual, los programas pornográficos no implicando el puerto del preservativo que ponía en peligro la vida de los protagonistas y que trivializaba comportamientos de riesgos para los telespectadores, en particular, los jóvenes adultos.

La prohibición de la difusión de los combates libres

Por una recomendación del 20 de diciembre de 2005, el Consejo por otro lado intervino para prohibir, en el territorio francés, la difusión de combates clasificados por los organizadores bajo el nombre de “Free Fight”, “MI” o “Combates libres” que no son reconocidos por ninguna federación nacional, la organización de este tipo de combates sobre el suelo francés que es objeto de prohibiciones por decreto prefectoral. S' agissant des manifestaciones que se desarrolla en el extranjero, deben, difundirse sobre el terrritoire francés, responder a varios criterios éticos y deportivos.

La financiación de emisiones por las colectividades territoriales

La financiación de emisiones por las colectividades territoriales fue objeto de una recomendación del 4 de enero de 2007 que pide a los editores de servicios interesados el respeto de las normas siguientes, por lo que se refiere a las emisiones financiadas o patrocinadas: los elementos relativos al contenido y a la programación de la emisión patrocinada no deben ser objeto de acuerdos susceptibles de afectar a la responsabilidad y a la independencia editorial con la colectividad territorial; la identificación clara del padrino debe hacerse, en principio o en final de emisión; en curso de emisión, solamente una mención específica y discreta del padrino es posible; por fin, la presencia y la intervención de uno o más responsables de la colectividad territorial que patrocinan la emisión se admiten, cuando son específicas y medidas, que la elección o de los responsables interesados o mencionados traduce una preocupación de objetividad, imparcialidad y pluralismo, y que la intervención no reviste ningún carácter político.

El recurso a la cámara ocultada

El recurso a los métodos que permiten recoger imágenes y sonidos a espaldas de las personas rodadas o registradas debe limitarse a las necesidades de la información del público. Deben limitarle a los casos donde permite obtener información difícil a recoger diferentemente. El recurso a estos métodos debe ponerse en conocimiento del público. Las personas y los lugares no deben poder ser definido, excepcionalmente o si el consentimiento de las personas se recogió antes de la difusión de la emisión. Estas precisiones se mencionan en los convenios y los pliegos de condiciones de las cadenas.

Ver también la deontología a la radio

Ver también la deontología sobre los servicios de medios de comunicación audiovisuales a la demanda

En saber más