Translation with SYSTRAN Links

Deliberación del 17 de junio de 2008 relativa a la exposición de los productos del tabaco, bebidas alcóholicas y drogas ilícitas a la antena

Fecha de publicación: martes 17 de junio de 2008


Deliberación n° 2008-51 del 17 de junio de 2008 relativo a la exposición de los productos del tabaco, bebidas alcóholicas y drogas ilícitas a la antena de los servicios de radiodifusión y televisión
  
 Con arreglo al artículo 1 de la ley del 30 de septiembre de 1986 relativa a la libertad de comunicación, el ejercicio de esta libertad puede limitarse en la medida requerida, en particular, por la protección del orden público.
  
 El Consejo superior del sector audiovisual tiene por misión de preservar la sanidad pública. A este respecto, debe velar por que los servicios de televisión y radiodifusión no inciten a prácticas o a comportamientos peligrosos para la salud telespectadores.
  
 El Consejo pues decidió, sobre el fundamento del artículo 3-1 de la ley del 30 de septiembre de 1986, decretar la presente deliberación que recuerda y precisa las condiciones de exposición, en los programas televisados y difundidos, drogas ilícitas, productos del tabaco y bebidas alcóholicas.
   

1. Las drogas ilícitas
  
 El artículo L. 3421-4 del código de la sanidad pública sienta el principio de la prohibición de uso ilícita de la una de las sustancias o plantas clasificadas como estupefacientes. Constituyen de las drogas ilícitas las sustancias o plantas clasificadas como estupefacientes en aplicación del artículo L. 5132-7 del mismo código. 
 

   Disposiciones específicas a los servicios de televisión
 
 Con el fin de garantizar la conservación del orden y la Salud Pública, está prohibido evidenciar a la antena toda droga ilícita o toda persona consumiendo a excepción de los programas de información, documentales y ficción, así como de informar de manera positiva o ambigua del consumo de droga.
 
 S' agissant des emisiones de información y los documentales, drogas ilícitas o personas que los consumen hay en cuanto eso entra en el objeto de la emisión o el documental y que estos programas no son de ningún modo incitativos, es decir no se valorizan nunca el consumo y la persona que consume droga.
  
 S' agissant des ficciones y vidéomusiques, si la libertad de creación de los autores debe preservarse, del Consejo pide sin embargo a los servicios de televisión que coproducirían tales programas de no mostrar una toma de droga ilícita hasta que la situación lo justifica y de velar por que este último no sea incitativo, en particular, frente a los jóvenes telespectadores. El Consejo pide a los servicios de televisión encuadrar los programas susceptibles de presentar un riesgo de menor banalización de toma de drogas ilícitas por la siguiente advertencia: “ El uso de productos estupefaciente es peligroso para la salud y prohibido por la ley. Para más información y recibir ayuda, llaman por teléfono a los 0800 23 13 13 (Drogas Info Servicio) “.
  
 Además la presencia de drogas ilícitas en un programa televisado puede requerir la aplicación de una descripción adaptada a este último en aplicación de la recomendación del 7 de junio de 2005 acerca de la descripción juventud y la clasificación de los programas.
       

   Disposiciones específicas a los servicios de radiodifusión
  
 Las mismas disposiciones son aplicables a las emisiones de radiodifusión, en cuanto pueden transponerles. Para las emisiones dichas de libre antena, los animadores velan por que no se informe de manera positiva y ambigua el consumo de drogas, para que no esté valorizada nunca. En caso necesario, ponen en guardia a los auditores sobre los riesgos que representa su consumo reanudando el tiene vertissement antes citado.
  

2. Los productos del tabaco y las bebidas alcóholicas
 

1.1. Los productos del tabaco
 
 Con arreglo al artículo L. 3511-3 del código de la sanidad pública, la propaganda o la publicidad, directa o indirecta, en favor del tabaco y los productos del tabaco está prohibida cualquiera que sea el apoyo de comunicación.
  

Los anuncios a la antena de los servicios de radiodifusión y televisión
  
 Los editores de servicios de televisión y radiodifusión no pueden promover cualquier producto del tabaco en las pantallas publicitarias. El Consejo superior del sector audiovisual no hay ninguna referencia. Eso implica, en particular, para los servicios de televisión que ninguna persona que consume un producto del tabaco debe aparecer en un anuncio, a excepción de las campañas de lucha contra el tabaquismo.
  

El patrocinio a la antena de los servicios de radiodifusión y televisión
  
 Con arreglo al artículo L. 3511-3 del código de la sanidad pública, toda operación de patrocinio está prohibida cuando tiene por objeto o por efecto la propaganda o la publicidad directa o indirecta en favor del tabaco, de los productos del tabaco o los ingredientes utilizados en la fabricación o la preparación de un producto del tabaco.
  

Los programas
  

    Disposiciones comunes a los servicios de radiodifusión y televisión
  
 Más allá de la prohibición de propaganda o publicidad, directa o indirecta, en favor del tabaco o los productos del tabaco, lo tiene rticle L. 3511-7 del código de la sanidad pública dispone que “está prohibido fumar en lugares destinados a un uso colectivo”. Según el artículo R.355-28-1 de este código, esta prohibición se aplica “en todos los lugares cerrados y cubiertos acogedor con el público o que constituyen los lugares de trabajo”.
 
 Así pues, en aplicación de los artículos L. 3511-3 y L. 3511-7 del mismo código, se proscribe, en particular, el consumo de productos del tabaco en las emisiones de meseta o los estudios. 
       
    Disposiciones específicas a los servicios de televisión
  
 En los telediarios, las emisiones de información o los documentales, es posible evidenciar productos del tabaco o personas consumiendo, con tal que estas imágenes no sean promocionales y que no puedan asimilarse a la propaganda.
  
 S' agissant des emisiones de telerrealidad, habida cuenta de su impacto importante en el joven público, y en el fundamento del los artículos 1 y 15 de la ley del 30 de septiembre de 1986, el Consejo pide evitar la difusión de imágenes de los candidatos que fuman en lugares abiertos. Por otra parte, el consumo de alcohol por los participantes no debe ser ni excesivo, ni regular.
       

La retransmisión de deportes mecánicos a la antena de los servicios de televisión
  
 El artículo L. 3511-5 del código de la sanidad pública dispone que “la retransmisión de las competiciones de deporte mecánico que se desarrollan en países donde la publicidad para el tabaco se autoriza puede estar garantizado por las cadenas de televisión”.
  
 En aplicación de este artículo, el Consejo sólo acepta, para satisfacer las necesidades de la información, la aparición de marcas de cigarrillos en el marco de la retransmisión instantánea o en situaciones próximas al tiempo real de una competición de deporte mecánica. 
  

1.2. Las bebidas alcóholicas
  
 De acuerdo con el artículo L. 3321-1 del código de la sanidad pública, constituye una bebida alcóholica toda bebida cuyo grado volumétrico de alcohol es superior al 1,2%.
  

Los anuncios
  
 Se oye como de la propaganda y la publicidad indirecta toda promoción “en favor de un organismo, de un servicio, de una actividad, de un producto o de un artículo distinto de u de bebida alcóholica que, por su grafismo, su presentación, el u tilisation de una denominación, de una marca, de un emblema publicitario o de otra señal distintiva, recuerda una bebida alcóholica” (artículo L. 3323-3 del código de la sanidad pública).
  

   Disposiciones específicas a los servicios de televisión
  
 Con arreglo al artículo L. 3323-2 del código de la sanidad pública, toda propaganda o publicidad, directa o indirecta, en favor de bebidas alcóholicas está prohibidas a la antena de los servicios de televisión.
  
 Es así, en particular, ilícito el anuncio que evidencia, incluso furtivamente, botellas de alcohol identificadas o identificables.
  
 El Consejo superior del sector audiovisual considera sin embargo que no se observa como una publicidad o una propaganda, directa o indirecta, en favor de una bebida alcóholica la campaña para un alimento que implica alcohol si el anuncio no hace la promoción del alcohol que entra en su composición.
  

   Disposiciones específicas a los servicios de radiodifusión
  
 El artículo L. 3323-2 del código de la sanidad pública dispone que “la propaganda y la publicidad, directa o indirecta, en favor de las bebidas alcóholicas cuya fabricación y venta no están prohibidas se autorizan (…) vía radiodifusión sonora para las categorías de radios y en las franjas horarias determinadas por decreto en Consejo de E tat”.
  
 Según el artículo R. 3323-1 del código de la sanidad pública que integra las disposiciones del decreto n° 92-1047 del 23 de septiembre de 1992, “la propaganda y la publicidad directa o indirecta vía radiodifusión sonora en favor de bebidas cuyo grado volumétrico de alcohol sea superior al 1,2% sólo se autorizan:
       - el miércoles, entre 0 horas y las 7;
       - los otros días, entre 0 horas y las 17».
  
 Estos mensajes no deben tener carácter elogioso ni incitar al consumo de alcohol y deben combinarse con un mensaje de carácter sanitario que precisa que el alcohol es peligroso para la salud (artículo L. 3323-4 del código de la sanidad pública).
  

El patrocinio a la antena de los servicios de radiodifusión y televisión
  
 De acuerdo con el artículo L. 3323-2 del código de la sanidad pública, toda operación de patrocinio está prohibida cuando tiene por objeto o por efecto la propaganda o la publicidad, directa o indirecta, en favor de las bebidas alcóholicas.
  

Los programas a la antena de los servicios de radiodifusión y televisión
  
 Si la evocación de bebidas alcóholicas no está prohibida en las emisiones televisadas y radio, en particular, de las emisiones de información o los documentales, esta presentación no debe ser ni complaciente ni elogiosa y debe revestir carácter promocional.
  
 A condición de cumplir las estas condiciones de presentación, el Consejo admite así que no son constitutivos de una publicidad indirecta ni de una propaganda:
 - los reportajes que mencionan directa o indirectamente la producción de alcohol, en particular, el vino, en la medida en que el o enologie y la viticultura están incluidos en el patrimonio nacional;
 - la información sobre acontecimientos estacionales a fuerte notoriedad como la puesta en venta de “Beaujolais nuevo”;
 - la referencia específica a bebidas alcóholicas en una emisión consagrada a la gastronomía, o porque constituyen uno de los ingredientes de un ingreso, o para orientar la elección de vinos que convienen mejor a la carta considerada.
 
 Con el fin de velar por la sanidad pública, el Consejo incita mucho los servicios de televisión y radio que difunde tales programas a sensibilizar a los auditores y a telespectadores de peligros que representa el abuso de alcohol para la salud, indicándoles que el alcohol debe consumirse con moderación.
  
 Además la presencia de bebidas alcóholicas en una ficción puede requerir, según el contexto narrativo, la aplicación de una descripción adaptada en función de las categorías de programas definidas por la recomendación del 7 de junio de 2005 acerca de la descripción juventud y la clasificación de los programas. S' agissant des vidéomusiques que implica un riesgo de menor banalización del consumo de alcohol, el Consejo pide a los editores de servicios difundirlos a horarios convenientes.
       
 Hecho en París, el 17 de junio de 2008
 Para el Consejo superior del sector audiovisual,
 El Presidente,
 Michel Boyon

En saber más