Translation with SYSTRAN Links
Juventud y protección de los menores

La protección de los menores que participa en las emisiones televisadas

Además de la protección del joven telespectador, el Consejo vela por la protección del joven participante a una emisión de televisión.

Después de una concertación con las cadenas de televisión, el Consejo adoptó, el 17 de abril de 2007, una deliberación relativa a la intervención de mineros en el marco de emisiones televisadas en la cual reafirma la necesidad para los mineros de poder expresar su opinión e impone a los difusores las siguientes obligaciones:

  • recoger el consentimiento de los titulares de la patria potestad y del propio minero;
  • s' agissant du tratamiento del testimonio de un minero, evitar la dramatización o la burla, garantizar que las condiciones de rodaje y las cuestiones se adaptan a la edad de los niños, evitar que la intervención del minero dañe a su futuro y preservar sus perspectivas de expansión personal;
  • proteger la identidad de los mineros que dan prueba sobre una situación difícil de su vida privada cuando existe un riesgo de estigmatización después de la difusión de la emisión;
  • adoptar una carta anexada a las autorizaciones firmadas por los titulares de la patria potestad, que define las modalidades del respeto de la sensibilidad de los niños, fija las condiciones de la estancia de los mineros en los locales en cuestión.

En noviembre de 2007, por iniciativa TF1, Francia Televisiones, Canal+ y M6, los grupos audiovisuales adoptaron una carta común que encuadraba la participación de los mineros en las emisiones televisadas.

Con el fin de hacer balance de las dificultades de aplicación de algunas obligaciones enunciadas en la deliberación de 2007 y reflexionar sobre las soluciones que podrían aportarse, el Grupo de Trabajo “Juventud y Protección de los menores” oyó en 2010 a los principales grupos audiovisuales y a editores de servicios que recurrían a la participación de los menores en sus emisiones de programa o información, así como un sindicato de sociedades de producción.

El Consejo recordó, en un correo dirigido a los editores de servicios, que tenía en cuenta en su valoración varios criterios, en particular, la naturaleza del programa, las condiciones en las cuales éste se realiza, las precauciones aplicadas por el editor, así como las circunstancias del caso particular y el interés superior del niño.

Recordó también que la participación de un minero en una emisión de televisión se supedita necesariamente a la autorización de los titulares de la patria potestad, incluso cuando la protección de la identidad de un minero en situación difícil está garantizada.

En saber más