Translation with SYSTRAN Links

Intensidad sonora: una primer mundial

Fecha de publicación: lunes 16 de abril de 2012
Carta CSA n°258 - marzo de 2012


Gracias a la CSA, Francia es el primer país del mundo que debe solucionarse el problema de la intensidad sonora de la publicidad. De solucionarse el de la diferencia sonora entre cadenas es también pasa.

Preocupado de la comodidad de los telespectadores, el Consejo organizó desde 1992 varias campañas de mediciones de la intensidad sonora de los programas televisados. Éstas sólo habían permitido mejoras parciales, a falta de herramientas permitiendo considerar precisamente las excursiones sonoras percibidas como excesivas. Pero a partir del año 2010, gracias a los trabajos del grupo “Publicidad y protección de los consumidores” presidido por Christine Kelly, el Consejo pudo aportar una solución concreta a este problema estableciendo un calendario que se extendía de diciembre de 2011 a 2013.

Un valor medio que debe respetarse

Tras una concertación con los editores y las organizaciones profesionales interesadas, el Consejo adoptó una deliberación el 19 de julio de 2011. Fijando modalidades técnicas precisas para mejorar la comodidad de escucha y un calendario para las cadenas y los productores, contempla al control por los editores de la intensidad sonora de los programas y publicidad difundidos.

Así pues, desde mediados de diciembre de 2011, una reducción generalizada de la intensidad sonora media de las cadenas permite a los telespectadores pasar el al otro sin sufrir importantes diferencias, por poco que sus receptores de televisión no introducen nuevas divergencias. Las primeras medidas técnicas realizadas por el Consejo sobre las 19 cadenas nacionales gratuitas del TNT durante venticuatro horas indican que la mayoría de entre ellas realizó las acciones previstas por la deliberación. En efecto, la intensidad sonora media de estas cadenas medida durante venticuatro horas es muy próxima al valor -23 LUFS (unidad de medida de la intensidad sonora de una secuencia audio) preconizado por el Consejo. Algunas de estas intensidades sonoras medias presentan un perfil muy poco variable sobre el día, mientras que otros tienen una mayor variación.

Una variación reducida para la publicidad

Se encuadran desde el 1 de enero de 2012, la variación de intensidad sonora en el paso de un programa a una publicidad. Estas variaciones no pueden en adelante sobrepasar un límite máximo considerado como el del desconcierto auditivo para los telespectadores. Esta variación no será tampoco inevitablemente nula, por ejemplo entre un final de programa “calma” seguido de una publicidad. No obstante, a partir del 1 de enero de 2013, los telespectadores constatarán una variación de intensidad sonora aún más escasa para la publicidad. El Consejo comprobará la buena aplicación de estas distintas fases descritas en la deliberación gracias a nuevas campañas de mediciones de la intensidad.

Los primeros resultados son prometedores y parecen indicar que las cadenas actuaron para aplicar la deliberación del Consejo. Acciones complementarias serán no obstante necesarias, en particular, por parte de los fabricantes de televisores y distribuidores (ADSL, satélite, cable) que deben asociarse a este esfuerzo de homogeneización de la intensidad sonora. El informe que el Consejo entregará próximamente al Parlamento enumerará propuestas, tanto para los servicios de televisión como para los servicios de medios de comunicación audiovisuales a la demanda.