Translation with SYSTRAN Links

Publicación de un estudio sobre la muy alta producción: nuevos servicios, nuevos usos y su efecto sobre la cadena del valor

Comunicado del jueves 1 de marzo de 2012

La Dirección General de la competitividad, la industria y los servicios (DGCIS), la Dirección General de los medios de comunicación e industrias culturales (DGMIC), la Autoridad de reglamento de las comunicaciones electrónicas y puestos (ARCEP), el Consejo superior del sector audiovisual (CSA), la Alta Autoridad para la difusión de las obras y la protección de los derechos en Internet (HADOPI) y el Centro nacional del cine y la imagen animada (CNC), constituidos en agrupación de pedidos, eligieron a Analysys Mason con el fin de realizar un estudio sobre los futuros usos y servicios, en particular audiovisuales, de las redes muy a alta producción fija (THD) y sobre el impacto de despliegue de estas redes en términos de desarrollo de los usos existentes.

Este estudio propone un análisis prospectivo, basándose en un estado de los lugares del mercado francés, una comparación con países extranjeros representativos en cuanto a THD (Japón, los Estados Unidos, Suecia, Australia y el Reino Unido) y un análisis de las ventajas del THD con relación a la alta producción.

Ahí tienes las principales conclusiones que Analysys Mason extrajeron de su estudio realizado entre febrero y julio de 2011.

Paradójicamente, los activos de la alta producción son tantos elementos actualmente que pueden limitar a corto plazo la adopción del THD

La buena calidad de la red en cobre francesa, la excelente relación calidad/precio de las ofertas a alta producción permitió la aparición en Francia de un mercado alta producción entre el la más desarrollada y más competitivos del mundo. Estos activos pueden constituir tantos elementos que frenan a corto plazo el desarrollo del THD. En particular, los consumidores no perciben aún claramente las ventajas del THD con relación a la alta producción.

Actualmente, los beneficios del THD dependen principalmente de la intensidad de los usos de los usuarios

A pesar de la superioridad técnica del THD con relación a la alta producción, las contribuciones parecen en esta fase limitadas en términos de nuevos servicios y usos, y las ofertas THD actualmente propuestas por los operadores traen pocos servicios suplementarios con relación a las ofertas a alta producción los más amplios.

Por lo tanto, en un contexto donde las tecnologías de la información y la comunicación adquieren una importancia creciente en todos los sectores de la economía y en el diario de los ciudadanos, los beneficios del THD dependen esencialmente de la intensidad de los usos. Esta intensidad progresa rápidamente, en particular, debido al desarrollo de los servicios basados en el vídeo (no lineal), del aumento de la calidad de los formatos vídeo y usos simultáneos que generan una necesidad importante de producción. En la práctica, el THD facilita el consumo y permite la evolución de numerosos servicios existentes. Entre éstos figuran:
- los servicios audiovisuales en “accesos directo”, dichos “over the top”, disponibles sobre los televisores conectados
- los formatos técnicos en curso de aparición (ultraalta definición, 3D) o generalizándose (alta definición);
- los servicios y aplicaciones basados en la informática distribuida también llamado “cloud computing”.

El THD permite pues a partir de hoy a los usuarios numerosos servicios ya existentes beneficiarse de una experiencia claramente más fluida que lo permite la alta producción.

A más largo plazo, deberían generalizarse de nuevos servicios “todo-red” destinados al opinión pública y al apto a sacar plenamente partido de los resultados del THD: la videoconferencia residencial, la telemedicina y el máximo aprovechamiento de los cuidados, el trabajo a domicilio y la formación a distancia, de los nuevos servicios de la educación basados en la utilización de herramientas numéricas interactivas, la informática social, basada en el principio de división de los recursos informáticos etc

La cadena de valor sobre el THD está en plena evolución. El desarrollo de los modelos de servicios en “acceso directo” pone en entredicho los modelos tradicionales.

El desarrollo de los modelos de servicios en acceso directo y la llegada masiva de los televisores conectables en los hogares deberían hacerse en beneficio del consumidor pero podrían reducir las perspectivas de renta adicional que los operadores extraerían del THD. Así pues, los operadores podrían ser reducidos a simples transportistas de contenido, pasados (o “désintermédiés”) por los servicios en “acceso directo”. Del mismo modo, los mecanismos de financiación de la creación, que se basan en las cadenas de televisión y en los distribuidores, podrían ser afectados por la llegada de nuevos competidores sobre su terminal de predilección, el televisor.

Habida cuenta del número limitado de servicios específicos al THD para los cuales los usuarios están actualmente dispuestos a pagar, es difícil considerar precisamente las rentas incrémentaux del THD que permiten garantizar la financiación de las redes THD. Nuevos modelos económicos aparecen entre proveedores de contenido y operadores. La maduración del mercado validará los modelos económicos más perennes.

En el extranjero, políticas interventionistas favorecen el THD

El ejercicio de comparación internacional puso de manifiesto que los países que querían favorecer el THD adoptaron políticas interventionistas (incentivo, inversión gubernamental o COinversión de las colectividades locales) o cuadros reglamentarios que favorecían el THD y la competencia.

El estudio destaca también que el desarrollo del THD a menudo se correlaciona al diferencial de calidad con relación a la alta producción disponible, aunque el valor no se basa solamente en el aumento de la producción. En efecto, el acceso a servicios como VoIP o el IPTV, no necesariamente disponibles en redes HD en el extranjero, constituyen a este respecto verdaderos beneficios para algunos nuevos usuarios de redes THD. Sin embargo, ningún nuevo servicio o uso vinculado exclusivamente con el THD aún se identificó en el marco de este estudio y las diferencias de consumo de contenido no son aún significativas.

NB: Se designa por muy alta producción todo servicio de acceso a Internet con una producción pico que desciende a superior a 50 Mbit/s y una producción pico que remonta a superior a 5 Mbit/s

Consulte el estudio de Analysys Mason.