Translation with SYSTRAN Links
Las obligaciones aplicables a los editores de SMAD

Las obligaciones en cuanto a producción de las obras

La contribución de los editores de SMAD al desarrollo de la producción audiovisual y cinematográfica es encuadrada por el decreto n° 2010-1379 del 12 de noviembre de 2010.

Se someten a obligaciones de contribución a la producción los servicios de medios de comunicación audiovisuales a la demanda que realizan un volumen de negocios anual neto superior a diez millones de euros y:

  • proponen anualmente al menos diez obras cinematográficas: desencadenamiento de las obligaciones de contribución a la producción de las obras cinematográficas;
  • proponen anualmente al menos diez obras audiovisuales (otros que programas pornográficos o de incentivo a la violencia): desencadenamiento de las obligaciones de contribución a la producción de las obras audiovisuales.

El régimen aplicable a los editores de servicios de televisión de recuperación

Los servicios de televisión de recuperación son SMAD que permite observar, durante una duración limitada, programas difundidos sobre un servicio de televisión.

Se someten a una obligación de contribución a la producción cinematográfica europea, por una parte, y de expresión original francesa, por otra parte, al mismo tipo que el editor del servicio de televisión del cual el servicio de televisión de recuperación es resultante. Si sus ingresos se incluyen en los recursos del servicio de televisión del que son resultantes, no somete a estos servicios a obligación de contribución (caso de los servicios hertzianos de cine, véase decreto n° 2010-747).

Para la producción de obras audiovisuales, los ingresos resultantes de estos servicios se incluyen en la base de contribución de los servicios de televisión de los que son resultantes.

El régimen aplicable a los editores de servicios de vídeo a la demanda por suscripción

Somete a los servicios por suscripción a obligaciones de contribución a la producción de obras cinematográficas y audiovisuales europeas, por una parte, y de expresión original francesa, por otra parte, de:

  • 26% y 22% cuando proponen anualmente al menos diez obras cinematográficas de larga duración en un plazo inferior a veintidós meses después de su salida en salas en Francia;
  • 21% y 17% cuando proponen anualmente al menos diez obras cinematográficas de larga duración en un plazo inferior a treinta y seis meses e iguales o superiores a veintidós meses después de su salida en salas en Francia;
  • 15% y un 12% en los otros casos.

La contribución se invierte en la producción de obras cinematográficas y en la producción de obras audiovisuales (excepto pornográficos o que incitan a la violencia), en proporción partes representadas por cada uno de estas dos clases de obras en el cobro a distancia o el visionnage total de las obras por los usuarios del servicio durante el ejercicio anterior.

El régimen aplicable a los otros editores de servicios, en particular, los de vídeo a la demanda transaccional (dicha “vídeo a la demanda al acto”)

Somete a estos servicios a una obligación de contribución a la producción:

  • cinematográfico: un 15% del volumen de negocios anual neto del ejercicio anterior resultante de la explotación de obras cinematográficas a gastos para el desarrollo de la producción de obras cinematográficas europeas, 12% de las cuales al menos para el desarrollo de la producción de obras cinematográficas de expresión original francesa;
  • sector audiovisual: un 15% al menos del volumen de negocios anual neto del ejercicio anterior resultante de la explotación de obras audiovisuales (fuera de pornografía o el incentivo a la violencia) para el desarrollo de la producción de obras audiovisuales europeas, 12% de las cuales a gastos contribuyendo al desarrollo de la producción de obras audiovisuales de expresión original francesa.

Ver también:

Las obligaciones de las cadenas de TV en cuanto a producción de las obras

En saber más