Translation with SYSTRAN Links

¿Pero dónde ha pasado mi radio preferida?

Fecha de publicación: miércoles 13 de junio de 2012
Carta de la CSA n°260 - mayo de 2012


Auditores se asombran de que su radio preferida se vuelva inaccesible o cambia de frecuencia solamente a algunos kilómetros de en ellos. Eso plantea la cuestión de las zonas de difusión.

¿“Dónde pasó mi radio preferida? ”, se preguntan de los auditores no llegando ya a recogerlo mientras que sólo se encuentran a algunos kilómetros del lugar donde la reciben habitualmente. Por ejemplo cuando se vuelven en el trabajo y que, repentinamente, su radio desaparece de la banda FM, que se ha convertido en inaccesible. Algunos se preguntan también sobre las razones que los obligan a deber cambiar de frecuencia para seguir escuchando el mismo programa. Dos problemática que se explican por el método de atribución de las frecuencias.

Desde la apertura de la banda FM, la atribución de las frecuencias a las estaciones de radio se efectuó zona por zona, a medida de los llamamientos a candidaturas hechos por el Consejo. Cada zona dispone de un número de frecuencias variable en función de sus características geográficas, pero también de las frecuencias utilizadas en las zonas vecinas. En las zonas fronterizas, es necesario velar por que ninguna frecuencia concedida pueda revolver la que es utilizada por el país vecino. En una región montañosa, las frecuencias son de menor alcance que en llano, el relieve obstruyendo la propagación de las ondas. No es así posible utilizar todo el espectro de la banda FM en el conjunto de las zonas.

Una gestión óptima de la banda FM

Con el fin de mejorar su oferta por un uso óptimo del espectro, el Consejo define nuevos recursos protegiendo al mismo tiempo las frecuencias ya autorizadas. Llamadas a candidaturas están entonces abiertas y cualquier operador interesado por la zona en cuestión puede presentar su candidatura a la obtención de la frecuencia.

Tras la consulta pública llevada en octubre de 2004, el Consejo realizó un trabajo importante de máximo aprovechamiento de la banda FM. Permitió obtener ganancias de frecuencias significativas, del orden de un 22%. Pero el número de frecuencias FM permanece limitado y el Consejo no puede lo dar satisfacción a todas las solicitudes.

Dificultades técnicas de una única frecuencia

Todo eso implica que algunas radios cesionarios de una frecuencia sean ausentes en una zona limítrofe donde no pediría con todo que a difundese. Un aspecto técnico explica por otro lado que las radios utilizan frecuencias diferentes de una zona. Es en efecto especialmente difícil utilizar el mismo sobre el conjunto del territorio, ya que la reanudación de una frecuencia idéntica sobre emisoras instaladas en proximidad causa fenómenos de interferencia importantes. Retener el principio de una única frecuencia conduciría a disminuir el número de emisoras posibles que instalar, y en consecuencia la cobertura del territorio.

En la actualidad, algunas estaciones a vocación nacional disponen sin embargo, en regiones suficientemente distantes uno de los otros, de una frecuencia idéntica. Pero es imposible asignar ésta por todas partes, en particular, en las zonas fronterizas donde esta frecuencia puede ser ya en servicio en un país vecinos. Sólo las radios de autopista disponen sobre el conjunto del territorio de la frecuencia 107,7 MHz, pero con emisoras sincronizadas que, aunque vecinos uno, no se revuelven el uno con el otro a causa de su cobertura limitada a una banda a lo largo del trazado de las autopistas.