Translation with SYSTRAN Links

Radio

¿Cómo recibir a France Inter incluso después del paro de su difusión en grandes ondas?

Esta decisión de Radio France se tomó de acuerdo con el Gobierno.

La CSA está atenta a las preocupaciones de los auditores que anticipan problemas de recepción. Si aún no tuvo la ocasión, le invitamos que consulte Mi Radio FM o la herramienta puesta a disposición por Radio France para definir las frecuencias que puede recibir. Si prueba las frecuencias indicadas por estas herramientas, no olvidan desplegar la antena de su receptor FM e intentar varias orientaciones de esta antena, o utilizar su antena FM de techo si existe.

Por otra parte, está quizá en condiciones de recibir a France Inter por otras redes que FM: France Inter puede ser escuchado en directo en Internet y figura a menudo en las ofertas de televisión por satélite, por cable o en las ofertas multiservices (ofertas dichas “triple play”) de los proveedores de acceso a Internet. La escucha de un servicio de radio por estas redes no responde necesariamente al conjunto de los usos generalmente observados en Francia (escuche a la casa, en movilidad, en el lugar de trabajo…).

Por todas las razones complementarios sobre este tema, puede consultar el sitio Internet de Radio France (http://www.radiofrance.fr/extinction-des-ondes-longues), que estableció también un número de llamada específico, el 01 56 40 40 50, que puede llamar de lunes a viernes de 8:30 a 19:30.

¿Por qué allí no tiene en la Francia de radio difundida sobre el TNT?

Se pregunta sobre la ausencia de radios sobre el TNT. Ahí tienes algunos elementos de respuesta:

 

  • las normas utilizadas para el TNT y el marco reglamentario permiten efectivamente la difusión de radios (en método numérico) sobre el TNT.

 

  • Sin embargo, ninguna radio se difunde efectivamente en TNT y la CSA no hizo llamamientos a las candidaturas para que se difundan algunas radios sobre el TNT:
  1. - la ley del 30 de septiembre de 1986 relativa a la libertad de comunicación, que la CSA aplica, prevé que la CSA asigne una parte significativa de la banda de frecuencias 174-225 MHz a la difusión en método numérico por vía hertziana terrestre de las radios. Desde el paso muy numérico de la televisión, esta banda de frecuencias ya no se utiliza para la difusión de servicios de televisión en Francia. La CSA favorece pues la banda de frecuencias 174-225 MHz para la difusión de radios en método numérico con relación a la actualmente utilizada por el TNT e hizo 3 llamamientos a las candidaturas que se refirieron a las zonas de París, Marsella, Niza, Lille, Lyon, Estrasburgo, Ruán y Nantes. La difusión es ya efectiva en París, Marsella y Niza.

 

  1. - La banda de frecuencias utilizada para la difusión de la televisión es objeto de una reducción (transferencia de la banda 700 MHz a los operadores de comunicaciones electrónicos móviles) y las operaciones de ordenación inducidas deben acabarse en junio de 2019. Esta reducción de cerca de un tercio de la banda de frecuencia obligado mecánicamente con mayor fuerza el espectro en un contexto de mantenimiento del número de servicios televisivos y la calidad de la difusión. La CSA pues eligió hasta ahora mantener la atribución de estas bandas a los servicios de televisión, la radio beneficiándose principalmente de dos otras bandas de frecuencias, la banda 174-225 MHz antes citada y la banda FM.

 

  1. - Esta elección de la CSA de no poner radios en TNT se basa no sólo en consideraciones jurídicas sino también económicas y técnicas. Respecto a los otros países europeos, el paisaje televisivo francés hasta el 2005 era más limitado mientras que el paisaje radiofónico francés por término medio era desarrollado más. El paisaje radiofónico francés está constituido por radios a vocación nacional y de radios locales. El TNT no podría responder que parcialmente a las necesidades de algunas radios (las radios a vocación nacional) pero no puede responder a las necesidades de las radios locales. Por otra parte, las elecciones técnicas del TNT actualmente en vigor no permiten una buena recepción en movilidad ahora bien la recepción de la radio en movilidad es un requisito previó para la radio: la recepción en movilidad corresponde en aproximadamente 30% del volumen de la escucha de la radio según Médiamétrie. Se difunden por satélite o se incluyen algunas radios en las ofertas dichas triple play (acceso a Internet, telefonía fija y televisión) de los proveedores de acceso a Internet. Sin embargo, la escucha de la radio gracias a estos métodos de difusión permanece un uso marginal. Por fin, ninguna radio se manifestó ante la CSA difundirse sobre el TNT.

¿Cuál es el procedimiento que debe seguirse para obtener una autorización para una radio que difundirá por vía hertziana?

El procedimiento de autorización de las radios privadas permanentes en gradación de frecuencia implica varias etapas:
 - la CSA publica una llamada a candidaturas que precisa las zonas geográficas, las frecuencias pudiendo asignarse y las categorías de radios en cuestión (la definición de cinco categorías para las radios privadas tiene por objeto garantizar la diversidad y el equilibrio del paisaje radiofónico en cada región);
 - al término de esta llamada, aprueba la lista de los candidatos admisibles luego procede a su selección;
 - después de haber firmado un convenio con cada operador, expide las autorizaciones de difusión por un período de tiempo máximo de cinco años. Estas autorizaciones pueden prorrogarse fuera de la llamada a las candidaturas dentro del límite de dos veces y por un período de tiempo de cinco años cada vez.
Un operador puede, a algunas condiciones, pedir a la CSA un cambio del titular de la autorización y categoría sin recurrir al procedimiento de llamada a candidaturas. La CSA definió las modalidades el 29 de julio de 2004.
  

Consulte la rúbrica sobre las radios FM. 

¿Dónde obtenerme una lista de las radios difundidas en mi región?

Puede consultar la lista de las frecuencias de radio puesta en línea in situ este que le dará, por departamento, por estación o por frecuencia, la lista de las radios, su zona de difusión y su frecuencia. 

Por otra parte, la CSA le da en su anuario de los operadores los datos de las principales estaciones de radio.

¿Cuáles son las normas impuestas a las radios en cuanto a protección de los menores?

La radio es unos medios de comunicación muy apreciada de los adolescentes. Escuchan principalmente estaciones que proponen música, juegos, bromas telefónicas, información y animación. Estas emisiones se programan en los tramos de fuerte audiencia, la mañana entre 6 horas y 9 horas y la noche de 21 horas a medianoche.

Los programas de libre antena difundidos en tarde encuentran también un vivo éxito adjunto a estos auditores ya que les permiten expresarse libremente sobre los temas de su elección. Los temas relativos a las relaciones enamoradas y a la sexualidad constituyen una proporción importante de los debates que tienen lugar en estas emisiones. Pero el carácter informativo y pedagógico no es el elemento todavía dominante en las respuestas establecidas a las interrogaciones de los auditores: se oculta a menudo en favor de un humor a veces dudoso, que no está inevitablemente en adecuación con la interrogación expresada por la oyente o el auditor.

A la escucha de estos programas, el Consejo destacó que algunas observaciones estaban en contradicción con el concepto de dignidad humana, y que otros podían chocar la sensibilidad de los mineros de 16 años debido a su crudeza, o incluso de su obscenidad, y de una representación deteriorando de la sexualidad. Si los adultos pueden fácilmente tomar de la distancia frente a este tipo de observación, los adolescentes y los preadolescentes, por naturaleza más vulnerables, corren el riesgo de ser perturbados.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 15 de la ley del 30 de septiembre de 1986, el Consejo es el garante de la protección de la infancia y la adolescencia en los programas puestos a disposición del público por un servicio de comunicación audiovisual. Debe, en particular, velar por que ningún programa susceptible de perjudicar a la expansión física, mental o moral de los mineros se difunda sobre una radio, excepto cuando está garantizado por la elección de la hora de difusión que mineros no deberían poder oírlos.

Según los términos de la deliberación del Consejo del 10 de febrero de 2004, ninguna radio debe difundir entre 6 horas y 22:30 de programas susceptibles de chocar la sensibilidad de los auditores menor de 16 años.

Los programas pornográficos o de enorme violencia hacen, por su parte, el objeto de una prohibición total de difusión debido a la ausencia de dispositivo técnica que permite, en el caso de las radios, de garantizar que solamente los adultos hay.

Sobre el fundamento de la ley del 30 de septiembre de 1986 y la deliberación del 10 de febrero de 2004, la acción del Consejo se basa también en los compromisos suscritos por los operadores radiofónicos en la firma de sus convenios.

La mayoría de las recientes intervenciones del Consejo (cartas a las estaciones en cuestión, puestas en residencia y sanciones financiera) se refirió a observaciones relativas a la sexualidad, mencionada en términos crudos y obscenos, afectando a la dignidad de la mujer. Entre los otros motivos de intervención del Consejo pueden también se observaron las observaciones que incitan a la violencia, pudiendo causar el miedo, o animando a los auditores a prácticas o comportamientos delincuentes o incívicos.

 

Consulte la deliberación de la CSA del 10 de febrero de 2004 sobre la protección de los menores a la radio.

 
 

¿Cómo crear un webradio?

RadioMeuh, Delfina él Aire, RFM Novedad, sí FM 2, Arte Radio… Asociativos, comerciales o públicos, los webradios existen desde hace casi veinte años. ¿Pero llama lo que precisamente webradio y cómo crear una?

Un webradio es una radio difundida en Internet en streaming, método técnico de lectura sin interrupción que permite la escucha o la visualización de un fichero a medida del cobro a distancia temporal de los datos el componente.

La primera webradio difundido se llamaba De radio HK y se ha creado en 1995. Utilizaba la tecnología del multicast que permite emitir la misma información a varios destinatarios. No obstante, el método era sumario: un CD giratorio en cierre constituía la única programación.

Actualmente, las técnicas evolucionaron y los webradios se multiplicaron, ofreciendo una programación variada. Estas estaciones atraen en adelante hasta varias decenas de millares de auditores según el renombre del sitio, de los animadores, la regularidad de las emisiones y la capacidad de los servidores. Contrariamente a las radios difundidas por vía hertziana que sólo disponen de un número de frecuencias limitado, los webradios tienen acceso a un recurso abundante. Por otra parte, su difusión no conoce frontera gracias a la generalización de las redes de telecomunicaciones durante esta última década.

El artículo 2 de la ley del 30 de septiembre de 1986 modificada relativa a la libertad de la comunicación define un servicio de radio como “todo servicio de comunicación al público por vía electrónica destinado a ser recibido simultáneamente por el conjunto del público o por una categoría de público y cuyo programa principal está formado por una consecuencia pedida de emisiones que implican sonidos”. En la actualidad, todo el mundo puede crear su webradio, a condición de tener una conexión Internet de tipo ADSL y los programas informáticos necesarios.

208 webradios contabilizadas por la CSA

El régimen que les es aplicable es definido por el artículo 33-1 de la ley del 30 de septiembre de 1986. Preve que someta a estos servicios al régimen del convenio por el Consejo o, por derogación, al de la declaración.

Los cuyo presupuesto es inferior a 75.000 € deben declararse ante la CSA. Para otros, el Consejo concluye un convenio por un período de tiempo de diez años. Estudia los expedientes de solicitud de convenio respecto a las disposiciones del decreto del 27 de abril de 2010 relativo a la contribución cinematográfica y audiovisual de los editores de servicios de televisión y a los editores de servicios de radio distribuidos por las redes que no utilizan las frecuencias que asigna. El convenio no es no obstante necesario si el webradio está constituido por la reanudación íntegra y simultánea de la programación de una radio por vía hertziana.

A finales de 2015,197 de radios se declaró ante la CSA y 11 fueron objeto de un convenio.

Por fin, en Francia, todo creador de webradio debe pagarse de un derecho para la Sociedad de los autores y compositores de música (SACEM) u otras sociedades de beneficiarios. 

 

Consulte la rúbrica sobre las radios difundidas por otras redes que la vía hertziana. 

¿Por qué algunas radios no se difunden por todas partes en Francia?

Existe en Francia, por una parte, radios públicas y, por otra parte, varias categorías de radios privadas, algunas a vocación local o regional, de otro a vocación nacional. La cuestión de su difusión sobre el conjunto del territorio sólo se plantea pues para los segundos.
 
Las radios se difunden a partir de emisoras instaladas en las zonas de territorio. La sociedad Radio France, sociedad pública, tiene derecho de prioridad para la obtención de frecuencias sobre el conjunto de las zonas del territorio. Distribuye estas frecuencias voluntariamente entre sus distintas estaciones (France Inter, France Info, el Mouv', France Musique, France Culture, etc). Las radios privadas, por su parte, deben, para estar presentes en una zona, obtener de la CSA una autorización de difusión.
 
Para obtener una autorización de difusión, la radio debe llevarse a candidata en el momento en que se lanzan, por la CSA, de las llamadas a candidaturas. Éstos se deciden cuando frecuencias son vacantes o que se definen nuevas frecuencias sobre uno o más zonas. Las radios pueden entonces, si desean emitir en la zona (s) interesada (s), presentar un expediente a la CSA que va a examinarlas según distintos criterios, entre los cuales:
 - la garantía del carácter pluralista de la expresión de las corrientes de pensamiento y opinión, la honradez de la información y su independencia respecto a los intereses económicos de los accionistas,
 - la experiencia adquirida por el candidato en actividades de comunicación,
 - la financiación y las perspectivas de explotación de la radio,
 - el interés del proyecto para el público, respecto al pluralismo de las corrientes de expresión socioculturales,
 - la contribución de la radio a la producción de programas realizados localmente,
 - la diversidad de los operadores y la necesidad de evitar los abusos de posición dominante así como las prácticas que obstaculizan el libre ejercicio de la competencia.
 Una vez seleccionadas las radios, deberán firmarse un convenio con la CSA para obtener una autorización de difusión. 

Si una radio no está presente en todo el territorio francés, eso puede pues tenerse a uno o más factores:
 - esta radio es una estación local o regional y no se concibió para tener una difusión nacional;
 - esta radio, aunque a vocación nacional, no se llevó a candidata, por razones que le pertenecen, en los últimos llamamientos a candidaturas hechos por la CSA en las zonas donde es ausente;
 - la radio bien se llevó a candidata pero no se seleccionó en las últimas llamadas a candidaturas habida cuenta de uno o de varios de los criterios mencionados aquí arriba.
  
Generalmente, es necesario saber que el número de frecuencias FM se limita, lo que no permite a la CSA dar plenamente satisfacción a las solicitudes de cada uno de los operadores. Además las ocasiones de expedir nuevas autorizaciones son raras en la medida en que las frecuencias existentes se asignan por un período de tiempo de cinco años renovable dos veces.
Por otra parte, todas las zonas no disponen del mismo número de frecuencias, debido a sus particularidades geográficas en particular: en las zonas fronterizas, por ejemplo, la CSA debe velar por que ninguna frecuencia concedida pueda revolver las frecuencias utilizadas por el país vecino. En una región de montaña, las frecuencias son de menor alcance que en las zonas de llano, debido al relieve que obstruye la propagación de las ondas.

¿Cuáles son las normas para el acceso a la antena de las personalidades políticas?

La ley confía al Consejo superior del sector audiovisual la misión de garantizar el pluralismo de la expresión de las corrientes de pensamiento y opinión en los medios de comunicación audiovisuales. Este pluralismo se definió como “interno”, es decir quiere que el equilibrio entre las opiniones y las opiniones estuviera respetado por cada cadena o estación (y no “externo”, lo que sería el caso si las corrientes de pensamiento debían ser representadas cada uno por al menos unos medios de comunicación audiovisual).
 
Aparte de las épocas de elecciones, durante que se pone en lugar un dispositivo específico de relación y seguimiento del tiempo de palabra y antena de las personalidades políticas, el Consejo comprueba, a lo largo del año, la aplicación por los medios de comunicación audiovisuales de las normas que definió.

De acuerdo con la ley, el tiempo de palabra de las personalidades políticas transmitido por los servicios de televisión y radio en el Consejo se comunica cada mes a los Presidentes del Senado y la Asamblea nacional y a los responsables de los partidos políticos representados al Parlamento. Se publican también in situ este.
 
Los períodos de campaña electoral son objeto de una vigilancia muy particular por parte del Consejo. El legislador pide a la CSA dirigir deliberaciones a los servicios de comunicación audiovisual por el período de tiempo de las campañas. El Consejo va más allá: se produce previamente la apertura de las campañas oficiales, para precisar las condiciones del respeto del pluralismo que pueden variar según el tipo de escrutinio.  Adoptó también, el 4 de enero de 2011, una deliberación relativa al pluralismo en época de elecciones, cualquiera que sea el escrutinio. 
  
Las disposiciones de aplicación de los principios definidos en las deliberaciones están incluidas en la responsabilidad editorial de los difusores. Si la CSA constata desequilibrios manifiestos, puede pedir a la cadena, o incluso ponerla en residencia, de restablecer el equilibrio entre los candidatos, las listas o los partidos políticos. Pero el juez de la elección está el solo que puede verdaderamente actuar sobre el resultado de un escrutinio.
 
Por otra parte, la CSA está encargada de fijar las condiciones de programación y producción de las emisiones de las campañas oficiales radiotelevisadas difundidas por el servicio público (artículo 16 de la ley del 30 de septiembre de 1986 modificada), cuando las están previstas por el código electoral.
 
El artículo 55 de esta misma ley confía también a la CSA el cuidado de fijar las modalidades según las cuales se concede un tiempo de intervención, sobre las antenas del servicio público, a las formaciones políticas representadas por un grupo en una u otros de las Asambleas. Estas emisiones, dichas “de expresión directa”, se organizan también para las organizaciones sindicales y profesionales representativas a escala nacional.
 
Recordemos por fin que las emisiones publicitarias de carácter político están prohibidas a la radio y a la televisión (artículo 14 de la ley del 30 de septiembre de 1986 relativa a la libertad de comunicación).

Consulte la rúbrica consagrada al pluralismo político y a las campañas electorales.
 

¿Cuál es el procedimiento que debe seguirse para obtener una frecuencia FM temporal?

La CSA puede conceder autorizaciones para radios temporales a sociedades, asociaciones u organismos que presentan la demanda, con motivo de manifestaciones o acontecimientos excepcionales vinculados a la vida local: manifestación cultural, deportiva o realización de experiencias pedagógicas en medio escolar. La duración máxima de la autorización es de nueve meses.

La solicitud de autorización temporal debe hacerse ante el Comité territorial del sector audiovisual (CTA) en el resorte del cual se encuentra la zona de difusión. El CTA comunica un expediente que debe completarse a los operadores que presentan la demanda por teléfono o por correo.

La obtención de la autorización está vinculada a la conclusión de un convenio entre el CTA y el operador. La autorización se publica en el Diario Oficial.

Al término del período de difusión, el operador debe presentar al CTA un informe sobre la actividad de su radio.

Todas las solicitudes de autorización temporal no están inevitablemente satisfechas, por distintos motivos entre los cuales la ausencia de frecuencia en la zona pedida, el hecho de que la demanda emane de un operador candidato en el marco de una llamada a las candidaturas en curso sobre la zona, que no corresponda a un proyecto temporal para un acontecimiento excepcional sino que destaca de una llamada a las candidaturas o que pueda tener como efecto pinchar el mercado publicitario en un momento dado (acontecimiento comercial, período turístico…), al perjuicio de radios ya autorizadas.
  

Consulte la rúbrica sobre las radios temporales.

¿Por qué grandes radios como Europa 1 y RTL no se difunden en FM por todas partes en Francia?

Desde la apertura de la banda FM a las radios privadas hace más de treinta años, la atribución de las frecuencias a los operadores se efectuó zona por zona, a medida de los llamamientos a candidaturas hechos por las autoridades de reglamento sucesivas. A este respecto, conviene recordar que solas presentes al origen sobre las grandes ondas con la radio nacional, las grandes estaciones históricas como RTL, RMC y Europa 1 no manifestaron un interés inmediato por la difusión de su programa en gradación de frecuencia y obtuvieron sus primeras autorizaciones en 1986, este retraso no pudiendo recuperarse más tarde.
 
Por otra parte, se trajo a la CSA, al igual que el CNCL que lo había precedido, a seleccionar los operadores según el número de frecuencias disponibles y al respetar, como hay la ley, un necesario equilibrio entre las distintas categorías de estaciones (radios asociativas o comerciales, locales, regionales, nacionales, temáticas o generalistas, etc). Pues obviamente, debido al gran número de solicitudes, no pudo asignar una frecuencia a cada radio candidata en una zona dada.
 
Antes de hacer los últimos llamamientos a candidaturas, la CSA buscó la mejor manera de optimizar el recurso disponible para permitir la difusión del mayor número posible de estaciones por zona. No obstante, aunque una ganancia no desdeñable de frecuencias pudo obtenerse, ninguna estación, por eso importante o sea, no podía pretender estar presente sobre la totalidad del territorio.

¿Cómo se ejerce el control de la publicidad?

La CSA tiene por misión de controlar el objeto, el contenido y las modalidades de programación de los anuncios. Este control se efectúa a posteriori desde 1993. En caso de difusión de un mensaje no conforme a las leyes y Reglamentos vigentes, la CSA puede intervenir ante los difusores para pedir la sentencia inmediata de la campaña o prohibir toda nueva difusión.
 
Para evitar las dificultades que plantearía una campaña juzgada no conforme a la reglamentación, los publicistas y las agencias de publicidad presentan su mensaje, antes de su difusión, a la Autoridad de reglamento profesional de la publicidad (ARPP, ej. Oficina de comprobación de la publicidad), una asociación interprofesional de autodisciplina, que emite un dictamen sobre la compatibilidad de este proyecto con los textos. Este dictamen no vincula los difusores que pueden pasar además pero puede permitir a los interesados evitar infringir las disposiciones legales, reglamentarias o deontológicas. , En la práctica, casi sistemáticamente es reclamado por los controles publicitarios de los servicios de televisión.
 
La publicidad y el patrocinio televisada son regulada por el decreto n°92-280 del 27 de marzo de 1992.
 
La publicidad se define como “toda forma de mensaje televisado difundido mediante sueldo u otra contrapartida en vista o de promover el suministro de bienes o servicios, incluidas las que se presentan bajo su nombre genérico, en el marco de una actividad comercial, industrial, artesanal o de profesión liberal, o garantizar la promoción comercial de una empresa pública o privada. Esta definición no incluye las ofertas directas al público para la venta, la compra o el alquiler de productos o para el suministro de servicios mediante sueldo“.
 
El patrocinio es “toda contribución de una empresa o de una persona jurídica pública o privada o de una persona física, no ejerciendo actividades de edición de servicios de televisión o medios de comunicación audiovisuales a la solicitud o de producción de obras audiovisuales, a la financiación de servicios de televisión o programas con el fin de promover su nombre, su marca, su imagen o sus actividades”.
 
Las intervenciones más frecuentes de la CSA se refieren a casos de publicidad clandestina e incumplimientos a las normas de patrocinio.
 
La publicidad clandestina está prohibida. Es “la presentación verbal o visual de mercancías, servicios, el nombre, la marca o las actividades de un productor de mercancías o de un suministrador de servicios en programas, cuando esta presentación se hace en un objetivo publicitario”.
 
 Según la importancia del incumplimiento constatado y su repetición, el Consejo puede:
 - escribir al difusor para llamar su atención sobre un incumplimiento constatado sobre su antena,
 - emplazar a cumplir la reglamentación,
 - en los casos más graves, iniciar un procedimiento de sanción que puede, en particular, dar lugar la entrega de una sanción pecuniaria.

¿A qué condiciones una radio puede cambiar de categoría?

El artículo 42-3 de la ley del 30 de septiembre de 1986 modificada, en su versión resultante de la ley n° 2004-669 del 9 de julio de 2004 relativo a las comunicaciones electrónicas y a los servicios de comunicación audiovisual, preve la posibilidad para la CSA de autorizar cambios de titular de autorización para la difusión de servicios de radio acompañados, cuando proceda, de un cambio de categoría, sin recurrir al procedimiento de llamada a candidaturas. El legislador decidió encuadrar esta posibilidad con el fin de no desestabilizar el paisaje radiofónico. Así pues, los cambios de titular y categoría que son derogatorios a la llamada a candidaturas deben seguir siendo excepcionales.
 
En particular, el Consejo no puede dar una autorización hasta después haber comprobado que la operación considerada es compatible con “la conservación de los equilibrios de los mercados publicitarios, en particular, locales” y haberse asegurado del respeto de los criterios del artículo 29 de la ley del 30 de septiembre de 1986 (protección del pluralismo de las corrientes de expresión socioculturales, diversificación de los operadores, necesidad de evitar los abusos de posición dominante así como las prácticas que obstaculizan el libre ejercicio de la competencia, etc). Por otra parte, los cambios de titular y categoría fuera de la llamada a candidaturas no están abiertos a los servicios asociativos que realizan una misión de comunicación social de proximidad, ni a los servicios locales, regionales y temáticos independientes.
 
Para la instrucción de los cambios de categoría, el Consejo considera necesario tener una visión global de los proyectos que los operadores interesados podrían dirigirle y que examinará después de haber solicitado el dictamen de los Comités territoriales del sector audiovisual.
  

Consulte la rúbrica consagrada a las posibilidades de modificación de las radios en curso de autorización. 

¿Por qué las grandes radios no tienen la misma frecuencia en sus distintas zonas de difusión?

La atribución de las frecuencias FM a los operadores se efectuó al compás de los años zona por zona, en el marco de los llamamientos a candidaturas sucesivos hechos por la CSA. Cada zona dispone de un número de frecuencias particular, que varía, en particular, en función de sus características geográficas y del relieve, pero también de las frecuencias ya utilizadas en las zonas vecinas. Así pues, todo el espectro de la banda FM no es posible de utilizar en el conjunto de las zonas.

Además es especialmente difícil utilizar una única frecuencia para una radio sobre el conjunto del territorio, ya que la reanudación de una misma frecuencia sobre emisoras instaladas en intervalos demasiado acercados genera fenómenos de interferencia importantes que no permiten garantizar una comodidad de escucha suficiente. Retener el principio de una única frecuencia tendría así por consecuencia de disminuir el número de emisoras posibles que instalar y, por consiguiente, la cobertura del territorio.

En la actualidad, algunas estaciones a vocación nacional disponen sin embargo, en una serie de regiones suficientemente distantes uno de los otros, de una frecuencia idéntica. Sin embargo, es imposible asignar ésta por todas partes y, en particular, en numerosas zonas fronterizas ya que no es raro que dicha frecuencia esté ya en servicio en los países vecinos.

Un único caso hipotético deroga a esta norma esencial de la planificación de las frecuencias: las radios de autopistas que disponen sobre el conjunto del territorio de la frecuencia 107,7 MHz, pero con emisoras sincronizadas (tecnología costosa y difícil a aplicar sobre enormes superficies) que, aunque vecinos uno, pero con una cobertura limitada a una banda a lo largo del trazado de las autopistas, no se revuelven el uno con el otro.

¿Cuáles son las normas que se aplican para las campañas de interés general?

Estas campañas son organizadas, sobre los medios de comunicación de servicio público, por una circular de un Primer Ministro incluida la última versión con fecha del 20 de septiembre de 2010 (DO del 22 de septiembre de 2010).

Su difusión en las pantallas publicitarias se menciona en el artículo 14 del decreto del 27 de marzo de 1992 relativo a la publicidad, al patrocinio y a la telecompra. La CSA no tiene su tiempo de antena en cuenta en su control de la duración máxima de las pantallas publicitarias difundidas por las cadenas.

¿Cuándo tendrá lugar la próxima llamada a candidaturas para la autorización de radios FM en mi región?

Es el Comité territorial del sector audiovisual (CTA) del que depende que puede darle esta información. No dudan en contactarlo.

Consulte la lista de los Comités territoriales del sector audiovisual. 

¿A qué condiciones una radio puede difundir mensajes de publicidad local?

El decreto n° 94-972 del 9 de noviembre de 1994 introdujo la posibilidad de difundir mensajes de publicidad local para las radios que difundían un programa de interés local de una duración mínima las tres horas al día, entre 6:00 y 22:00, sobre una zona inferior a seis millones de habitantes. Esta posibilidad se abrió a las radios que tienen por vocación de inscribirse en el paisaje local proponiendo un programa de interés local.

La CSA precisó, en función de las características del programa difundido por los servicios de radiodifusión sonora, el tipo de operador pudiendo tener acceso a la publicidad local.

Se excluyen las radios de categoría D, servicios temáticos a vocación nacional, de la cual la vocación es la difusión de un programa temático sobre el territorio nacional sin desenganches locales, y las radios de categoría E, radios generalistas a vocación nacional, de los cuales el objetivo es la difusión en el territorio nacional de emisiones que hacen una amplia parte a la información, ofreciendo una gran diversidad de programas y que tienen la posibilidad, dentro del límite diario de una hora, efectuar desenganches destinados a la difusión de información.

Tienen pues accesos a la publicidad local:

  • las radios de categoría A, servicios asociativos seleccionables para el Fondo de apoyo a la expresión radiofónica, que los vuelven a las raíces comerciales procediendo de los mensajes de publicidad o patrocinio difundidos a la antena son inferiores al 20% de su volumen de negocios. Estas radios tienen por vocación de ser radios de proximidad, radios comunitarias, culturales o escolares. Deben consagrar a los programas de interés local al menos las cuatro horas diarias entre 6 horas y 22 horas;
  • las radios de categoría B, de servicios locales o regionales independientes no difundiendo programa nacional definido y de los que la zona de servicio de comunicación cubre a una población inferior a seis millones de habitantes. Estos servicios independientes que no difunden programa nacional definido se caracterizan por la presencia, en sus emisiones, de un programa de interés local de una duración diaria, excluyendo publicidad, de al menos cuatro horas entre 6 horas y las 22.
  • las radios de categoría C, de servicios locales o regionales difundiendo el programa de una red temática a vocación nacional de la que la zona de servicio de comunicación no cubre a una población de más de seis millones de habitantes. Estos servicios no se caracterizan la difusión diaria de un programa de interés local y, en complemento, de un programa definido proporcionado por una red temática a vocación nacional. La duración diaria del programa de interés local no puede ser inferior a las tres horas, fuera de la publicidad, entre 6 horas y las 22.

El convenio firmado por el operador con la CSA fija las características del programa de interés local, su naturaleza y su duración.

El programa de interés local debe ser realizado localmente por personas o servicios locales directamente remuneradas por el titular de la autorización. Debe implicar emisiones de información local, emisiones de servicios de proximidad o consagrados a la expresión o a la vida local, ficciones radiofónicas y emisiones musicales cuya composición o animación tienen un carácter local, así como todos los programas producidos y difundidos localmente por el explotador en un objetivo educativo y cultural.

También se consideran como programa local las emisiones difundidas en el marco de un acuerdo de programación celebrado con uno o más radios que pertenecen a la misma categoría y que sirven una zona situada en el resorte geográfico del mismo Comité técnico radiofónico o en el resorte de un Comité contiguo y las emisiones que hacen. parte del programa local de esta o de estas radios.

La duración máxima de difusión de los mensajes de publicidad local se limita al 25% de la duración de difusión del programa de interés local, fuera de la publicidad, por período de las 24. El tiempo consagrado a la publicidad local varía pues en función de la duración del desenganche local.

 

Consulte la rúbrica sobre las radios FM.

¿Cuál es el procedimiento que debe seguirse para difundir radios en un lugar público, un comercio por ejemplo?

La CSA no tiene competencia en este ámbito. Sería necesario dirigirle al SACEM (Sociedad de los autores, de compositores y editores de música).

¿Cuánto tiempo una radio debe conservar sus emisiones después de su difusión?

El titular de un autrorisation de difusión de radio debe conservar durante un mes un registro de las emisiones que difunde, así como el conductor correspondiente.

A petición del Consejo o el Comité territorial del sector audiovisual, debe proporcionar en los ocho días copia de los elementos pedidos.

El registro debe realizarse sobre cintas de vídeo VHS, utilizando la banda su, a una velocidad de desenfilada de 2,37 cm/s, o sobre bandas de un cuarto de pulgada, a una velocidad de desenfilada de 4,75 ó 9,5 cm/s, o en soporte CD-ROM (formato Real Audio).

¿Cuáles son las frecuencias de las principales radios en ondas largas?

El ahí tienes:
 - France Inter - 162 KHZ
 - Europa 1 - 183 KHZ
 - RTL - 234 KHZ
 - RMC - 216 KHZ.