Translation with SYSTRAN Links

Reglamento audiovisual de la UE: La nueva Directiva SMA en 5 cuestiones

Fecha de publicación: miércoles 9 de mayo de 2018


Fotolia_13207982_XS© xavdlp

El sector audiovisual europeo es controlado por una Directiva: la Directiva SMA para “service de los medios de comunicación audiovisuales “. Su última versión data de 2007, por eso está en curso en revisión para integrar las recientes evoluciones del sector. Descubra la Directiva en 5 puntos clave. 

 

1. ¿Qué una Directiva y que se ocupa de redactarlo?

Una Directiva es un acto jurídico europeo tomado por el Consejo de la Unión Europea con el solo Parlamento o en algunos de los casos. Vincula a los Estados destinatarios de la Directiva en cuanto al objetivo que debe lograrse, pero les deja la elección de los medios y de la forma para lograr este objetivo en los plazos fijados por ella. Si se adopta una Directiva sobre los medios de comunicación audiovisuales, Francia, como los otros Estados europeos, deberá transponerlo en su legislación.

Distintos órganos se producen en la elaboración de una Directiva europea: la Comisión Europea (el órgano ejecutivo de la Unión), el Consejo de la Unión Europea (representando los Gobiernos de los Estados l$miembros) y el Parlamento Europeo (representando ciudadanos de los Estados l$miembros). En principio, corresponde a la Comisión proponer nuevos actos legislativos europeos. El Parlamento y el Consejo los discuten y los adoptan. Los Estados l$miembros deben entonces transponer las directivas en el Derecho nacional y se encargan a continuación de aplicarlos. La Comisión vela por la buena aplicación de estos textos.

 

2. ¿Qué quiere decir “SMA”?

“SMA” significa servicio de medios de comunicación audiovisuales. Se distinguen dos tipos de servicios de medios de comunicación audiovisuales:

  • los servicios lineales de televisión;
  • los servicios 2nos linear, que designan los servicios de contenido audiovisuales a la demanda, donde el usuario elige el contenido como el momento de su visionnage. Se trata por ejemplo MyTF1, 6Play, Netflix, Amazon Prima Vídeos, CanalPlay etc

Además la nueva Directiva SMA, para la cual se encontró un acuerdo el 26 de abril de 2018 entre la Comisión, el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea, integrará en su campo, junto con los Servicios de Medios de comunicación Audiovisuales, las plataformas de división de vídeos, las redes sociales y las plataformas de vídeos de directo.

 

3. ¿A que sirve la Directiva SMA y por qué era importante revisarla?

La Directiva SMA fija un zócalo de normas comunes para los editores de servicios[1] de la Unión Europea y para las plataformas de división de vídeos, las redes sociales y las plataformas de difusión en directo, permitiendo así asegurar y armonizar el marco jurídico del sector audiovisual europeo.

Se basa en el principio del país de origen: cuando establece a un editor de servicios en un Estado l$miembro de la UE y que quiere distribuir sus servicios en otro Estado l$miembro, son las normas del país en el cual se establece que se aplican[2].

La revisión de la Directiva es una etapa determinante en la modernización de la reglamentación europea, a la hora en que el paisaje audiovisual se caracteriza por profundos cambios vinculados a las evoluciones tecnológicas, a los cambios en las prácticas de consumo, o a la aparición de nuevos protagonistas como las plataformas de división de vídeos, las redes sociales o las plataformas de difusión en directo.

[1] por “servicios” se entienden a la vez las cadenas de televisión o los servicios de medios de comunicación audiovisuales a la demanda (los SMAD). Por ejemplo TF1, M6, TMC, W9 para las cadenas de televisión. Mytf1 o 6Play para los SMAD.

[2] Este principio del país de origen sufre no obstante de una excepción en la nueva Directiva que se trata de la inversión de los editores en la producción. 

 

4. ¿Cuáles son las principales proyecciones de la nueva Directiva?

La nueva Directiva refuerza la pertinencia y la eficacia del reglamento en que reduce las asimetrías reglamentarias entre los distintos tipos de protagonistas y fomentando nuevas formas de reglamento:

  • El ámbito de aplicación de la Directiva se ampliará a las plataformas de división de vídeos y a las redes sociales, así como a la difusión en directo (“livestreaming”). Estos protagonistas deberán entonces establecer medidas específicas, en particular, en cuanto a protección de los menores, de lucha contra el incentivo al odio y de lucha contra la apología del terrorismo;
  • Los objetivos de diversidad cultural seguirán siendo una prioridad, en particular, mediante la exigencia de una cuota del 30% de obras europeas en los catálogos de los servicios de medios de comunicación audiovisuales a la demanda (SMAD) y la aplicación de las normas del país orientado a las contribuciones financieras de los servicios lineales como servicios no lineales;
  • Se fomentarán mucho el recurso a los mecanismos de auto y COreglamento;
  • La aplicación de la Directiva estará garantizada por los reguladores nacionales, en particular, a través del Grupo de los reguladores europeos de los servicios de medios de comunicación audiovisuales (ERGA). La independencia de estos reguladores se afirmará por otra parte y se definirá en el texto de la Directiva.  

 

5. ¿La aprobación de la Directiva significa que somete a los todos los países europeos a las mismas normas?

Después de validación de la Directiva SMA por las instituciones europeas, los Estados l$miembros pueden elegir transponer en su Derecho nacional esta Directiva en estas condiciones, o adoptar normas más estrictas siempre que la Directiva no lo prohíba expresamente. La Directiva SMA permite pues establecer un zócalo mínimo de normas comunes que proporciona a pesar de todo los particularismos nacionales.