Translation with SYSTRAN Links

Informe sobre las campañas electorales: Elecciones presidenciales (23 de abril -7 mayo de 2017) y elecciones legislativas (11 y 18 de junio de 2017)

Fecha de publicación: martes 24 de abril de 2018


El 7 de mayo de 2017, se eligió al Presidente de la República al término de una campaña, a muchos aspectos, atípicos y ricos en repercusiones. Había estado precedida por varias elecciones primarias. Tras las elecciones presidenciales, las elecciones legislativas, respecto al funcionamiento de nuestras instituciones, dieron lógicamente una mayoría al nuevo Presidente.

Nunca la CSA no ha sido lo mismo recurrida para garantizar su misión de garante de la expresión pluralista de las corrientes de pensamiento y opinión, con independencia e imparcialidad. Lo hizo en la mayor transparencia, que se trate de la publicación de los datos instantáneos o de la información sobre su método de funcionamiento. Se esforzó a la mayor reactividad para casar mejor los meandros de un período complicado por episodios inesperados. Estos esfuerzos dieron resultado. Nadie cuestionó la imparcialidad de la CSA. Nunca la institución no ha recibido también pocas reclamaciones. Haciendo balance del período con los interesados (partidos, medios de comunicación), el Consejo pudo constatar un consenso sobre el papel que había desempeñado la institución para garantizar la libertad de expresión y el estricto respeto de los equilibrios políticos. Su preocupación constante fue también velar a que el debate democrático pueda desarrollarse en la buena aplicación de las normas colocadas por el legislador.

La CSA innovó. Hacer frente a varias enseñanzas primarias le condujo a adaptar sus normas de pluralismo fuera de las épocas de elecciones. Luego aplicó la nueva legislación votada en 2016 que establecía normas más vinculantes en cuanto a control del tiempo de palabra y antena en el presidencial como contrapartida de la reducción del período de igualdad. Por fin, el Consejo debió revisar en urgencia la distribución del tiempo de difusión de la campaña oficial para las elecciones legislativas tras una decisión del Consejo constitucional relativa a una cuestión prioritaria de constitucionalidad. Los medios de comunicación se adaptaron, consagrando un volumen por hora bien superior al de 2012, prueba que las nuevas disposiciones por las que se reduce el período de igualdad entre los candidatos en favor de la equidad habían logrado su objetivo.

Las radios y las televisiones de nuevo aportaron la demostración que permanecían protagonistas inevitables del debate electoral y la información del público. La organización inédita en la historia de las elecciones presidenciales de dos debates antes de la primer vuelta de escrutinio ilustró la afirmación de su papel en la materia.

Consciente de algunas dificultades encontradas por los editores para ejercer su responsabilidad editorial en el marco de las normas vigentes, el Consejo formula en el presente informe varias propuestas de evolución de las normas aplicables a las elecciones presidenciales y a las elecciones legislativas para adaptar mejor aún el sistema de reglamento a la multiplicidad de las fuentes de información, al desarrollo del numérico, al refuerzo de las exigencias del público y a la conservación del pluralismo de las opiniones.